555-459-3913

Ciudad de México, MX

Lun - Vie 9.00 - 5.00 Sabado y Domingo CERRADO

 

Blog

Claves para vivir más tiempo

Llegamos a cierta edad donde nos empezamos a preguntar cómo será nuestra vejez, cuánto viviremos y en qué condiciones. La mayoría queremos llegar a ser muy viejos, pero sanos, con fuerza y lucidez para seguir disfrutando lo que nos rodea. Existen ciudades en el mundo donde sus habitantes realizan este sueño que tenemos muchos, llegan a los 100 años tendiendo una actividad física envidiable, un circulo social activo y memoria perfecta para transmitir a sus descendientes todo lo aprendido durante su vida.

 

Dan Buettner es un periodista de National Geographic y se lanzó al mundo junto con un equipo de médicos y antropólogos a estudiar cuáles eran los secretos de las personas más longevas del mundo, cuáles eran sus hábitos, su alimentación y actividades culturales.

 

Hoy los traemos para ti para que desde ya puedas empezar a diseñar tu vida de acuerdo a cuánto tiempo quieres vivir y en qué condiciones quieres hacerlo.

En una conferencia, Dan Buettner hizo un cuestionario rápido para dar una idea de cuántos años los asistentes iban a vivir. Y las preguntas iban así:

 

¿Duermes 7 ½ hrs por lo menos 5 días a la semana?

¿Comes 4 porciones decentes de frutas y/o verduras todos los días?

¿Has estado sin fumar los últimos 3 años?

¿Nunca has tenido sexo sin protección con un extraño?

¿Perteneces a alguna comunidad de fe o espiritual que practiques por lo menos 4 veces al mes?

¿Tienes al menos 3 buenos amigos que te caigan bien, que puedas tener una conversación seria y que puedas llamar en un mal día?

¿Puedes escribir en un una oración tu propósito en la vida?

¿Haces 30 minutos de ejercicio todos los días (caminar cuenta como ejercicio)?

 

Si contestaste que sí 3 o menos veces, la expectativa de vida es de 76; de 3 a 6 la expectativa es de 84 y más de 6, es muy posible que llegues a los 90.

 

Si sigo igual yo llego a los 84 ¿Y tú?

 

Las 5 ciudades que albergan a las personas más longevas del mundo (Dan Buettner las llamó Zonas Azules) son:

 

  • Cerdeña, Italia
  • Okinawa, Japón
  • Loma Linda, California, Estados Unidos
  • La península de Nicoya, Costa Rica
  • Ikaria, Grecia

 

¿Qué tienen en común estos lugares? Todas las zonas azules comparten estos factores en su vida diaria:

 

  • Se mueven naturalmente. No se ejercitan como lo conocemos nosotros actualmente, en gimnasio, corriendo grandes distancias, etc. Esta forma de ejercicio no es de ninguna forma mala, pero en promedio se queman 100 calorías al día con nuestros ejercicios convencionales. En las zonas azules donde están acostumbrados a caminar, hacen pan a mano, muelen su propio maíz, tienen su propio jardín y todas estas actividades los mantienen en movimiento constante y así logran quemas más calorías que nosotros en una rutina convencional.
  • Manejo de estrés. Todas la comunidades viven situaciones de estrés, pero ellos tienen rituales diarios que revierten los efectos de la inflamación crónica producida por el estrés. En esas comunidades reducen los niveles de estrés por medio de la oración, meditación, veneración de ancestro y tomando siestas.
  • Saben su propósito de vida. Cuando eres capaz de articular en una oración para qué estás aquí, aumentas tu expectativa de vida 8 años más que cuando no lo sabes.
  • Alimentación. En lo que respecta a sus hábitos alimenticios, todos beben un poco, 2 tragos al día y NO acumulan los 14 de la semana para la fiesta del sábado! Tienen una dieta basada en plantas, comen carne pero aproximadamente 5 veces al mes, 4 de esas veces las porciones son muy pequeñas y solo una vez al es comen un corte grande. Los frijoles son una base importante de las dietas longevas en todos lados y las nueces son el snack universal. Está comprobado que las personas que comen nueces 5 veces a la semana, viven 3 años más que las que no las comen. Las porciones son importantes, todas la zonas azules tienen en común que se apegan al dicho “desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo”. Ellos comparten el hábito de empezar el día con comida fuerte y terminarlo con algo muy ligero.
  • Contactarse con los demás. Poner a nuestras familias primero, pasar tiempo con los más viejos, tener una relación de pareja comprometida e invertir tiempo con los hijos, aumenta de 2 a 4 años de vida. Pertenecer a una comunidad espiritual aumenta entre 4 y 14 años la expectativa de vida, reduce la posibilidad de adoptar conductas autodestructivas, el estrés y crea redes sociales que le dan soporte emocional al individuo. Un tip importante que nos da Dan es pensar con quién nos estamos relacionando, somos el promedio de las personas con las que nos juntamos, si tus 3 personas más cercanas son obesas, tienes 150% más probabilidades de ser obeso que cualquier otro, lo mismo pasa con las adicciones y conductas similares. Ampliar nuestro circulo social con personas que son afines a nuestros objetivos, nos ayudará a lograrlos y mantenerlos.

 

 

¿Qué hacemos para implementar estas buenas prácticas en nuestro día a día?

 

Muchos de nosotros hemos intentado hacer más ejercicio y nos inscribimos a un gimnasio, hacemos dietas, leemos libros pero 90% de las personas, no logra adherirse a estas prácticas y terminamos abandonándolas.

 

Aquí te dejamos algunas ideas fáciles de adoptar sin alterar toda nuestra rutina diaria y poder hacerlo paulatinamente hasta que sean parte de nuestros días:

 

  • Muévete más. Elige escaleras en lugar del elevador, camina distancias cercanas en lugar de usar el coche, si tienes hijos, sal con ellos al parque a jugar en lugar de sentarse a pintar o ver la televisión. Tómate un segundo para pensar en qué actividades de tu vida diaria podrías incorporar más movimiento en lugar el sedentarismo.
  • Come mejor. Saca de tu despensa todos los alimentos procesados, enlatados y con harinas. Si no los tienes a la mano, será más fácil evitarlos. Disminuye tu consumo de carnes, no decimos que te vuelvas vegetariano, pero mientras aumentes tus verduras en el plato y disminuyas las carnes, estarás más cerca de una vida más larga y saludable.
  • Si ya perteneces a alguna comunidad, asiste! Además de conectarte con personas que comparten tus valores, reducirás tus niveles de estrés. Si no perteneces a ninguna, meditar es una práctica que te traerá los mismos beneficios. Ya existen muchas apps para smartphones y muchos videos en internet que te llevan de la mano en la meditación.

 

No te proponemos cambios radicales, solo pequeñas prácticas que te acercarán cada día más a esa larga y saludable vida.

 

 

En resumen, come bien, estrésate menos, muévete más y ama mucho!

Tags:
Denisse Meza

Denisse Meza

No Comments

Leave a reply

eighteen − eight =