555-459-3913

Ciudad de México, MX

Lun - Vie 9.00 - 5.00 Sabado y Domingo CERRADO

 

Blog

Ejercicios para Mamás ocupadas

Puedo ver tu día claramente. Te despiertas temprano a empezar con los preparativos del día, desayunos, uniformes, lunchs, bañarte, cambiarlos, mandarlos a la escuela. Si tienes trabajo de oficina correr a la oficina y estar todo el día ahí antes de la rutina vespertina. Si tu trabajo es en casa corres al súper, preparas la comida, pones una carga de ropa, tiendes camas, vas a 25 bancos a pagar las cuentas, paseas al perro y todo eso antes de las 2 de la tarde que llegan los hijos de regreso. Seas mamá que trabaja en casa u oficina las tardes son para hacer tareas, jugar un rato, cambiar pañales, hacer papillas, bañar a las crías, preparar la cena y meterlos a dormir a hora decente para que te de tiempo de cenar, pintarte las uñas y leer 5 minutos antes de caer casi desmayada y esperar en un sueño profundo el siguiente llanto de hambre o grito de auxilio por algún terror nocturno. Si bien te va sólo te despiertas una vez en la noche pero una mamá promedio se despierta 3 antes de que suene el despertador y empiece todo de nuevo.

 

Si bien ser madre es una experiencia de crecimiento y de amor maravillosa, es sin duda también AGOTADOR. Y con muchas culpas a veces nos preguntamos ¿Cuándo habrá tiempo para mí? No hablemos de un masaje o una sesión de manicure y pedicure, a veces solo quieres ver 1 capítulo de una serie, comer cuando la comida está aún caliente o ir a tu clase de yoga.

 

Y así, pasan los días, los meses y los años y de pronto ya no entendemos cómo cabíamos en aquellos jeans o simplemente nos damos cuenta que nuestro cutis se ve maltratado y viejo. Es difícil hacernos tiempo entre tantas actividades y preocupaciones para nosotras mismas pero si estás leyendo esto es porque llegó TÚ MOMENTO.

 

¿COMO EMPIEZO?

 

Lo primero que tenemos que hacer es darnos cuenta de que nos hemos descuidado. Es muy frecuente entre mamás que se vayan las 24 horas del dia haciendo cosas para todos los demás menos para nosotros. Cierra los ojos un momento y piensa en 3 cosas que te gustaría hacer por ti para sentirte mejor. El ejercicio es un elemento indispensable para el bienestar físico y emocional así que no olvides incluirlo…..¿Lista?….cierra los ojos y haz tu carta a santa!

 

¿Lo tienes? Ahora que sabes qué podrías hacer por ti no dejes ir esa imagen mental, si te aferras a ella poco a poco verás como empieza a tener lugar en tu vida.

 

Ahora repite mentalmente “Me merezco regalarme 30 minutos para cuidar de mí”. Repítelo varias veces. Este decreto es súper fuerte porque nos hace conscientes de que nosotras también cabemos en la lista de prioridades que tenemos en nuestra cabeza. Sí podemos hacernos un espacio para nosotras.

 

 

¿QUÉ HAGO?

 

Ya estás en el mood ahora veamos algunas recomendaciones:

 

Busca una actividad cerca de tu casa. Algo que desanima para salir a hacer ejercicio es que se pierde mucho tiempo en traslados y eso hace que nos perdamos una buena parte del día de nuestros hijos. No lo hagas, busca algo cerca para que puedas regresar rápido a estar con ellos.

 

Empieza con pocos días a la semana. El tiempo y los hábitos te llevaran a encontrar tu rutina perfecta, pero si estás empezando, escoge 2 o 3 días para salir a tus actividades.

 

Cualquier ejercicio es bueno. No te preocupes por correr un maratón este año, con que hagas un poco más de lo que haces ahora, tu cuerpo lo notará y te lo agradecerás. No importa si sales a caminar 20 minutos, eso es mejor que nada. Date tiempo y ve subiendo el nivel poco a poco.

 

Experimenta varias cosas. Yo me forcé mucho por correr porque era lo más fácil, tu defines el tiempo y la intensidad, pero siempre me aburría horriblemente y los minutos se me hacían eternos. Eso crea un ciclo donde no quieres salir porque no te gusta lo que haces. Si no te gusta algo DÉJALO, sigue buscando y encontrarás lo que te encanta. Tu relación con el ejercicio es personal y muy diferente a la de tu pareja, amiga o vecina, no tenemos que hacer lo que los demás hacen; si no nos gusta, nos frustramos porque no podemos lograr lo que el otro sí. Existe tu relación perfecta con el ejercicio, la que te va a beneficiar en tiempos y resultados, pero no la encontrarás si no pruebas varias.

 

¿Ideas?

 

Si no sabes qué hacer o por donde empezar, te dejo algunas sugerencias que a mí me han servido:

 

Yoga con Regina Marco. Regina es una health Coach y maestra de yoga maravillosa y nos regala esta rutina de 20 minutos.

 

http://www.reginamarco.com/yogablog/2015/3/2/reconecta-con-tu-cuerpo-en-20-minutos

 

 

Gymforless:       Hay un sitio web (tienen app también) que al pagar una cuota con ellos, te da la opción de ir a cualquier Gimnasio o Estudio afiliado a tomar clases sin costo adicional. Esto te da la libertad de probar diferentes clases, diferentes horarios y ubicaciones que seguro te ayudaran a encontrar lo que mejor te funciona. Échale un ojo:

 

https://www.gymforless.com/mx

 

 

Mini trampolín. Puedes comprar un mini trampolín que venden ahora en los súpers y hacer algunas rutinas que puedes encontrar en youtube. La inversión es muy baja ($400) y el brincar en el mini trampolín tiene beneficios más allá de mover el cuerpo y bajar de peso, es que limpia el sistema linfático que es el que nos ayuda a desintoxicar el cuerpo y que nuestras células absorban mejor los nutrientes que llegan a ellas.

 

Puedes ver un video y cómo es el mini trampolín aquí:

 

https://www.youtube.com/watch?v=9R81XlOY06A&nohtml5=False

 

 

Siempre encontrarás opciones para logar lo que quieres, sólo es cuestión de saber qué es lo que quieres. Seguramente eres una mamá maravillosa, comprometida con su familia, pero no dejarás de serlo si te das un tiempo para ti, al contrario, te sentirás tan bien, que les regalarás mejores momentos.

Denisse Meza

Denisse Meza

No Comments

Leave a reply

five × 3 =