555-459-3913

Ciudad de México, MX

Lun - Vie 9.00 - 5.00 Sabado y Domingo CERRADO

 

Blog

El Dinero es un asunto espiritual

¿Sientes que el dinero no te alcanza y que siempre necesitas más? ¿ganas suficiente pero vives con miedo de que se pueda terminar ese ingreso? ¿Sientes culpa cada vez que compras algo que te gusta porque crees que deberías ahorrar ese dinero o usarlo para otra cosa? ¿Vives estresado (a) por pagar tus deudas?

 

Este malestar en torno al dinero (que muchos padecemos) viene desde un lugar dentro de nosotros que pocas veces volteamos a ver. Normalmente buscamos la solución afuera, en otro trabajo, en un aumento, en tener negocios alternos a nuestro empleo, en poner una empresa propia, en reestructurar deudas, etc…. Pero la verdadera raíz de esta angustia y por lo tanto su solución, vienen desde nuestro interior y eso es: las creencias que tenemos sobre el dinero.

 

Así es, lo que creemos en torno al dinero es lo que dicta cómo llega a nosotros. Hay una frase muy famosa de Gandhi que dice “Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino”.

 

¿Qué creencias o pensamientos tenemos sobre el dinero? En este momento te pido que cierres los ojos y traigas a tu mente esas creencias arraigadas que tienes sobre el dinero, cómo llega a tus manos, qué tienes que hacer para conseguirlo….

 

¿Lo tienes?

 

¿Llegaron a tu mente pensamientos como lo siguientes?

 

-El dinero es difícil de obtener

-Tengo que trabajar mucho para obtener el ingreso que quiero

-El dinero es sucio y superficial

-El dinero no crece en los árboles

 

La escritora del best seller Money: a love story, Kate Northrup, dice que el estrés que existe en torno al dinero, cuando no lo tenemos, nos oculta de brillar donde realmente podemos y de cumplir nuestro propósito en la vida, nos enfocamos en nuestra carencia y no ponemos atención en nuestra abundancia.

 

Kate habla de que hay 4 creencias universales que nos atan al estado de carencia y al malestar económico:

 

 

  • Alguien más hará esto por mí. Inconscientemente esperamos que alguien más resuelva nuestro problema, que obtengamos un préstamo, que nos den un ascenso o que nos mantenga nuestra pareja. Le damos nuestro poder a alguien más y no sabemos que nuestra habilidad de ganar más dinero depende directamente de la capacidad que tengamos de agregar valor a la vida de alguien más a través de nuestro trabajo.
  • No soy bueno (a) con el dinero. Nadie es naturalmente bueno en nada, tenemos que practicar, tener errores y corregir para desarrollar habilidades de cualquier tipo, incluyendo las financieras. El tener creencias negativas sobre tus habilidades con el dinero te pone en una posición donde no puedes controlar la situación. En lugar de pensar esto, toma las riendas de tu situación y hazte cargo. Se puede empezar con actos muy sencillos como checar tu cuenta del banco todas las mañanas y agradecer lo que tienes, incluso si está en ceros ya que poner atención en tus finanzas te irá haciendo cada vez mejor en ese tema y terminarás siendo un rockstar de tu abundancia.
  • Las personas con dinero son superficiales. Si piensas que la gente con dinero es superficial o avara, tu inconsciente hará todo lo posible por evitar que te conviertas en una de esas personas que tanto juzgas. El dinero no tiene valor positivo o negativo,simplemente es una herramienta que se usa para intercambiar valor. Entre más valor entregues en tu trabajo, producto o servicio, mayor valor te será devuelto en forma de dinero.
  • No soy lo suficientemente El primer paso para establecer una buena relación con el dinero es valorarnos a nosotros mismos. Ya que el dinero es un representante del valor de algo, entre más valoremos lo que hacemos y a nosotros mismos, más recibes valor de regreso (en forma de dinero).

 

La escritora Marianne Williamson tiene una perspectiva muy parecida en relación al dinero y al trabajo, en el libro “Volver al amor” define al éxito como “irnos a dormir por la noche, sabiendo que usamos nuestros talentos y capacidades de forma útil para los demás”. Es decir que no importa el trabajo, las habilidades y el talento que cada uno tenga, todos tenemos diferentes habilidades, lo importante es saber cuánto valemos con esos talentos y siempre hacer lo que hacemos con intención de que los demás reciban algo de valor. Si nos enfocamos en la transacción económica no ponemos atención en la calidad y el valor que le estamos imprimiendo a lo que estamos entregando.

 

Y abarca cualquier profesión, una estilista que se sabe que es buenísima para cortar el cabello pero no para pintar, traerá a alguien que tenga esta habilidad, con la intención de que sus clientas salgan sintiéndose hermosas con el trabajo que hacen, y si la clienta se siente hermosa al terminar, estará tan feliz que seguro dejará una propina y recomendará el lugar con sus amigas y así la cadena de abundancia crece.

 

Si en su lugar, la estilista tratara de hacer todo por ahorrarse un sueldo, probablemente no daría el mismo resultado con la clienta y por lo tanto, con el dinero.

 

Te tengo unos ejercicios sencillos para que empieces a cambiar tus creencias sobre el dinero y a mejorar tu relación con él.

 

Ejercicio 1. Escribe en un cuaderno los primeros recuerdos que tengas sobre el dinero, vete lo más atrás que puedas en tu historia. Cuando los hayas escrito vuélvelos a leer y analiza que tipo de experiencia tuviste, si fue negativa, de carencia, de abundancia, de gratitud, lo que sea. Esto te va a ayudar a tener conciencia en cómo te has relacionado con el dinero desde el principio.

 

Ejercicio 2. Ya lo mencionamos pero lo pongo de nuevo. Revisa todos los días tu cuenta, o cuentas de banco. Agradece por lo que tienes sin importar la cantidad, si es mucho agradece lo que has logrado, si es poco agradece que tienes algo y si no es nada e incluso, estás en números rojos, agradece la oportunidad de cambiar tu relación con el dinero y tomar las riendas de la situación para llenar esa cuenta.

 

Ejercicio 3. Escribe todas las noches 3 cosas por las que te consideres valioso(a). Pueden ser habilidades que tengas o cosas que hayas hecho durante el día que hayan proporcionado algo de valor a alguien. Entre más claro tengamos lo que aportamos al mundo, mejor será nuestra relación con lo que valemos y lo que debemos cobrar por ello.

 

Espero que este artículo sea de tanta ayuda para ti como lo ha sido para mí!

Denisse Meza

Denisse Meza

No Comments

Leave a reply

12 + 20 =