fbpx

Mejorando mi autoestima

 

Mejora tu autoestima con estas estrategias.

Autoestima es una palabra con una carga emocional muy pesada. La usamos frecuentemente para establecer la causa de una situación que nos es dolorosa: No tengo buena autoestima y por eso me pasa o permito esto.

Creo que es un concepto que todos conocemos y reconocemos su importancia en nuestra vida y en nuestras relaciones, pero poco sabemos sobre cómo fortalecerla. Espero que esta lectura te de un poco de guía de por donde empezar a mejorar tu autoestima.

El autoestima es el conjunto de creencias, juicios, pensamientos, percepciones y cariño que tenemos hacia nosotros mismos. Este concepto se fue creando a través del tiempo, de las experiencias y la retroalimentación que obtuvimos del ambiente dónde nos desarrollamos.

El gran problema que existe es que esta estima hacia nosotros mismos la construimos en base a normas externas: si en mi familia se valora mucho la capacidad intelectual y yo no tengo buenas calificaciones, me genero una idea de no ser suficiente. En cambio si en mi familia se valora mucho la humildad y lo académico no es tan importante, es probable que mis calificaciones no me creen una huella negativa en el concepto que tengo que de mí.

No hemos aprendido a buscar un regulador interno que cuestione si eso que estoy recibiendo de fuera es cierto o no y desechar lo que no es verdad y mejorar lo que sí es verdad. No hemos aprendido a desapegarnos de las etiquetas, a pensar: “me descuidé un momento en lugar de “soy descuidada” o “cometí un error” en lugar de “siempre me salen las cosas mal” o “tomo la decisión de irse” en lugar de “no me quiso, no fui los suficientemente buena” etc. Nos identificamos con nuestros pensamientos como si estos fueran la verdad absoluta, no los cuestionamos y por ende, con encontramos salida.

Qué hacer para mejorar mi autoestima:

  1. Reconoce cuáles son tus fortalezas, talentos y valores. Cómo puedes hacerlo? Piensa en 5 situaciones de tu vida donde te hayas sentido bien contigo, donde te hayas sentido [email protected] Cuando las tengas en mente, escribe que talentos y valores requirió cada una de ellas para que se lograran y esos son parte de tu esencia. Nadie te los está contando, son cosas que ya lograste y están en ti.
  2. Cuestiona tus pensamientos. Todos hemos cambiado de opinión con respecto a algo o alguien, ¿qué nos impide hacerlo con nosotros mismos? Sólo la falta de práctica y de no saber que podemos hacerlo, ¿qué tal que a partir de hoy, empiezas a darle otro significado a las cosas que piensas de ti o que vives? Si piensas que eres distraí[email protected] y [email protected], ahora piensa para qué te ha servido eso, qué tiene de bueno y también piensa en qué cosas es importante que mejores esa característica. Tal vez te das cuenta que te sirve para no guardar rencores y perdonar fácil  y que sólo necesitas poner más atención en cosas de tu trabajo. Si dejas de generalizar y separarte de tus pensamientos, puedes encontrar herramientas que te ayuden a mejorar donde debes. Si piensas “es que soy muy distraída” es como si no pudieras cambiar, así eres; pero si piensas “tengo que poner más atención en cosas del trabajo” tal vez te das cuenta que con un agenda y alarmas puedes mejorar mucho.
  3. Sé valiente. Si crees que tienes baja autoestima, seguramente tienes miedo a muchas cosas, al rechazo, a fracasar, a tener una relación, a que te lastimen, etc. Pero la verdad es que todos en el fondo tenemos los mismos miedos, TODOS. Sólo que algunos son valientes y deciden arriesgarse porque saben que al final del día, no pasa nada. Nada es tan grave como para que tu no vivas apasionadamente, NADA. No dejes que tus miedos te paralicen, hay muchas probabilidades de que al principio las cosas no salgan como las planeaste, pero si te pones en acción, también generas posibilidades de triunfar que no existían cuando estabas [email protected] No hay otra forma de hacerlo más que haciéndolo.

Espero que te sirvan estas ideas para empezar, siempre puedes buscarme si tienes dudas o quieres trabajar más a fondo.

Comments:

  • Avatar

    Javier Córdova

    marzo 21, 2019 at 2:42 am

    Muy interesante. La mayoría de las personas viven en una especie de trance en donde creen que la realidad es la que ellos ven a través de sus pensamientos. Un evento exterior, produce una serie de pensamientos y nosotros a través de la conciencia proyectamos nuestras creencias sobre ese acontecimiento y le damos vida. No nos damos cuenta que nuestra experiencia de vida viene de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro. Si nosotros el evento A lo experimentamos con pensamientos que nos producen emociones y sentimientos de enojo, miedo o frustración, nuestra experiencia de vida será de malestar. Pero si a través de la conciencia proyectamos pensamientos que nos producen emociones y sentimientos de gozo, claridad, confianza y amor, nuestra experiencia de vida será de bienestar. Los eventos son neutrales, el paquete de la vida viene con todo incluido. Situaciones que nos van a gustar y otras que no, es un misterio. Pero la experiencia que nosotros tengamos de esas situaciones y circunstancias depende de los lentes con que las miremos. Eso es la conciencia. O le hacemos caso a nuestro ruido mental, viejo hábitos y costumbres, lo aprendido, o nos damos la oportunidad de descubrir algo nuevo, algo que venga desde eso que está dentro de todos nosotros, que nos da vida y que muchos llaman Dios, Energía Universal, Energía Infinita, etc. Cuando despiertas a esto, descubres un mundo de posibilidades que se abren frente a ti.

    Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana, el tema es que se nos olvida esto y creemos que estamos separados. Por eso buscamos respuestas afuera de nosotros y nos llenamos de ruido mental, de pensamientos que toman el poder y nos hacen vivir en una realidad que no es la que queremos. No se trata de cambiar pensamientos, sino de quitarles el poder que tienen sobre nosotros y dejarlos ir. No pelarnos con ellos, simplemente no platicarles. Y prestarle atención a esa voz interna que siempre está en nosotros en todo momento y que nos habla, pero que por el ruido mental no escuchamos.

    Saludos Denisse!

  • Avatar

    Javier Córdova Beltrán

    marzo 21, 2019 at 2:44 am

    Muy interesante. La mayoría de las personas viven en una especie de trance en donde creen que la realidad es la que ellos ven a través de sus pensamientos. Un evento exterior, produce una serie de pensamientos y nosotros a través de la conciencia proyectamos nuestras creencias sobre ese acontecimiento y le damos vida. No nos damos cuenta que nuestra experiencia de vida viene de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro. Si nosotros el evento A lo experimentamos con pensamientos que nos producen emociones y sentimientos de enojo, miedo o frustración, nuestra experiencia de vida será de malestar. Pero si a través de la conciencia proyectamos pensamientos que nos producen emociones y sentimientos de gozo, claridad, confianza y amor, nuestra experiencia de vida será de bienestar. Los eventos son neutrales, el paquete de la vida viene con todo incluido. Situaciones que nos van a gustar y otras que no, es un misterio. Pero la experiencia que nosotros tengamos de esas situaciones y circunstancias depende de los lentes con que las miremos. Eso es la conciencia. O le hacemos caso a nuestro ruido mental, viejo hábitos y costumbres, lo aprendido, o nos damos la oportunidad de descubrir algo nuevo, algo que venga desde eso que está dentro de todos nosotros, que nos da vida y que muchos llaman Dios, Energía Universal, Energía Infinita, etc. Cuando despiertas a esto, descubres un mundo de posibilidades que se abren frente a ti.

    Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana, el tema es que se nos olvida esto y creemos que estamos separados. Por eso buscamos respuestas afuera de nosotros y nos llenamos de ruido mental, de pensamientos que toman el poder y nos hacen vivir en una realidad que no es la que queremos. No se trata de cambiar pensamientos, sino de quitarles el poder que tienen sobre nosotros y dejarlos ir. No pelarnos con ellos, simplemente no platicarles. Y prestarle atención a esa voz interna que siempre está en nosotros en todo momento y que nos habla, pero que por el ruido mental no escuchamos.

    Saludos Denisse!

Leave a reply

5 × four =

Abrir chat
¿En qué te puedo ayudar?